El enfermero ubriqueño Ángel David Bohórquez lamentan que muchos ayuntamiento no tengan operativos sus equipos desfibrilador

El pabellón Pico del Campo de Alcalá de los Gazules cuenta desde hace unos días con un equipo desfibrilador de última generación. Un logro que ha sido posible gracias a la gestión de la Delegación Municipal de Deportes del Consistorio alcalaíno.

Con este nuevo equipo son ya tres los desfibriladores instalados fuera de las propias instalaciones sanitarias y sumándose esta localidad al proyecto de Ciudades Cardioprotegidas de la provincia de Cádiz, llevado a cabo por el enfermero ubriqueño, Ángel David Bohórquez.

Igual que esta Corporación, son muchos los ayuntamientos que han valorado la importancia que tiene este tipo de aparatos y que de esta manera están al alcance de todos los ciudadanos para poder salvar la vida de cualquier persona.

Este enfermero, que está promoviendo que todos los municipios cuenten con un equipo de estas características, ha lamentado que muchos de los equipos que fueron donados por la Diputación estén bajo llave, con las baterías descargadas o con los parches caducados, no habiendo tampoco personal cualificado para poder utilizarlo en un caso de emergencia.