El alcalde, Miguel Molina, ha mantenido una reunión con el vicepresidente segundo de Diputación para abordar las soluciones a la presencia de esta alga que está mermando la pesca y el turismo

El alga asiática que está acaparando cada vez más los fondos marinos de la costa de la Janda, está siendo un auténtico quebradero de cabeza para la gente de la mar, el turismo y los propios ayuntamientos. Uno de ellos es Barbate, que inició el camino junto con otras localidades para buscar las soluciones al gasto extra que supone la retirada de esta especie que está invadiendo las playas al inicio de temporada. Además, supone un problema económico para el sector pesquero que ve mermadas sus capturas por la presencia del alga invasora.