Creen que el proyecto defendido por el Ayuntamiento debería someterse a una consulta ciudadana

La Asociación de Amigos de la Naturaleza (ANA), un colectivo sin ánimo de lucro creado en Medina Sidonia en 1978, ha salido al paso de la presentación del proyecto de reforma que ha presentado el Ayuntamiento para que sea financiado por la Junta de Andalucía a través de la Iniciativa Territorial Integrada, la ITI de la provincia de Cádiz. Se trata de una transformación del casco histórico de la población que ha sido cuantificado en algo más de 1,3 millones de euros.

El secretario de esta entidad, Mariano Maeztu, que fue alcalde de Medina entre los años 1995 y 1999, además de primer teniente de alcalde entre los años 1987 y 1995 con Juan Cornejo como alcalde, cree que sería necesario conocer la opinión de los ciudadanos al respecto de la propuesta presentada y defendida por el actual regidor asidonense, Fernando Macías. Igualmente cree que debe ser analizado por el resto de grupos con representación municipal.

Desde ANA opinan que está bien que un Ayuntamiento tenga proyectos urbanísticos de calado y de interés general, pero consideran que este tipo de proyectos deberían venir contemplados en el Plan General de Ordenación Urbana del Municipio (PGOU).

Desde este colectivo apuntan que desconocen si este proyecto, para el que se ha solicitado una subvención a la Junta de Andalucía, se ha o no estudiado teniendo en cuenta su encaje en el conjunto de la ciudad, o al menos en el ámbito del Conjunto Histórico Artístico, y si se han realizado todos los estudios previos necesarios.

Mariano Maeztu cree que solicitar una subvención para un proyecto nuevo, como el que ahora se ha presentado, conlleva, en su opinión, el peligro de que las ayudas económicas sean concedidas con un plazo de ejecución, cuando aún no hay proyecto técnico redactado, y cuando no habrá ni tiempo ni lugar para una participación ciudadana que decida lo que realmente el pueblo quiere para su ciudad, o simplemente para introducir mejoras que sean fruto de esa necesaria participación pública que ellos solicitan.