Permitirá su estudio por parte de Cultura dado su buen estado de conservación

El Ayuntamiento de Barbate, a través de la Delegación de Cultura y Patrimonio, ha procedido a la recepción de una pieza arqueológica hallada por la embarcación pesquera Juan Pareja. Se trata de un ánfora que pudiera pertenecer al tipo Dressel 10, de época romana, en buen estado de conservación. El cuello es corto y el borde alto y liso; las asas están completas, con acanaladura en el exterior y está cubierta por restos marinos, según el análisis que ha realizado el director de Patrimonio, Antonio Aragón, que fue el encargado de recogerla en el puerto en compañía de la concejala de Cultura, María Engracia Moreno. Ambos certificaron que a la pieza le falta el pie, quedando un agujero pequeño en su lugar.

La pieza fue hallada cuando los tripulantes de este pesquero, que tiene su base en Barbate, izaron el aparejo con la pesca de ese día. El ánfora hallada se encuentra buen recaudo en las instalaciones de Cultura, quedando a la espera, como es protocolario, de la Delegación Territorial de Cultura, para que se ordene lo que estime conveniente con respecto a esta pieza.

Este tipo de ánforas se usaba comúnmente en el trasporte de salazones, cuya producción era característica de las costas del Estrecho, en particular en la zona de Barbate, en cuya factoría han aparecido restos anfóricos del mismo tipo que el del hallazgo.

Este barco arrastrero es el mismo que hace unos quince años izó con su aparejo un cañón antiguo de hierro, el cual, después de comunicado por el Ayuntamiento el hallazgo a la Delegación Provincial de Cultura, fue recogido por el Centro de Arqueología Subacuática dependiente del Instituto Andaluz de Patrimonio y con sede en Cádiz.