Delfín Moreno, Jefe de Servicio de Aqualia Barbate, ha querido defender la gestión y el trabajo que realizan en la Depuradora de Barbate, aclarando que se trata de un primario que funciona correctamente para el fin que se construyó con la legislación de 1995, a la espera de la construcción de la nueva depuradora para cumplir con la normativa actual.

Por otro lado, denuncia la entrada de varias personas sin autorización en las instalaciones de la Depuradora desplegando una pancarta como acción de protesta, algo que la empresa está estudiando, para tomar acciones legales por el peligro que ha supuesto. Enlace entrevista: