El Delegado de Presidencia ha confirmado la suspensión del Festival Cabo de Plata

El delegado municipal de Presidencia, Javier Rodríguez, ha avanzado algunas de las pautas que se seguirán por parte de la Junta para la apertura de las playas andaluzas. Entre las novedades estará que no habrá servicios de duchas ni Lavapiés, para evitar convertirlos en focos de contagio.

Desde el Ayuntamiento de Barbate se ha puesto en conocimiento del consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, las necesidades para poner en práctica las diferentes medidas higiénicas y de protección a la ciudadanía. Regulaciones de acceso, control de aforo, delimitación de espacios, entre otras medidas sanitarias que se hacen complicado, asegura Javier Rodríguez, llevarlas a la práctica en los más de 25 kilómetros de playa con los que cuenta el término municipal, y que debe ser la Junta de Andalucía u otra administración quien ayude a garantizar el cumplimiento de esas mismas normas.

Por otro lado, el portavoz del gobierno municipal de Barbate ha pedido expresamente al consejero que a la hora de establecer subvenciones para la adecuación de estas medidas y servicios, se tenga en cuenta la singularidad del municipio barbateño -el no estar al corriente de pago con la Seguridad Social- para poder acceder a las mismas. Todo ello dentro de la legalidad y con los mecanismos legislativos que existe desde Hacienda.

Por otro lado, el concejal de Presidencia del Ayuntamiento de Barbate, ha conformado que no se podrá celebrar en el próximo mes de julio el festival Cabo de Plata, ya que no se puede controlar a tantas personas como en ediciones anteriores han elegido este municipio para vivir este encuentro musical de primer nivel nacional.