La llegada de una decena de barcos de cerco al puerto de Barbate ha convertido la lonja pesquera en el centro de la actividad comercial de este municipio jandeño durante toda la mañana.

Así, se han sacado a subasta unos tres mil kilos de boquerones y un millar y medio de kilos de sardinas, que han salido a un precio que ha rondado los 20 euros cada caja de 8 kilos, un valor que hace rentable salir a faenar.

La falta de sardinas en el caladero del Golfo de Cádiz, está haciendo que las que llegan desde Marruecos alcancen más valor en el puerto barbateño. Unos barcos que volverán en unas horas de nuevo al caladero de Marruecos.