Un acto simbólico volverá a recordar a los fallecidos en el naufragio de la patera en la playa de Los Caños de Meca

Gabriel Delgado director del Secretariado de Migraciones lleva años mirando cara a cara a la muerte. La ha visto muchas veces en los rostros de muchos migrantes que llegaron a las costas de la provincia muertos de miedo tras pasar días a la deriva en una patera. Otros no han podido contarlo y descansan bajo tierra sin más identificación que la fecha de su muerte. Lo sabe bien porque ha tenido que velar por los restos de quienes no consiguieron llegar a la tierra prometida y perdieron la vida ahogándose en el mar.

El drama de la migración ha vuelto estos días a cebarse con quienes hacinados viajaban en una patera que se destrozó contra las piedras a orillas de los Caños de Meca.