Inés Foncubierta agradece la colaboración que han tenido para que los pescadores salgan a faenar

El sector pesquero de Barbate dedicado a la modalidad de cerco está preparando sus barcos para intentar regresar en la tarde de este domingo al caladero de Marruecos. Una de las preocupaciones más grandes es la falta de equipos de protección individual, sobre todo mascarillas y guantes.

Otro de los problemas está relacionado con la normativa que establece mantener una distancia mínima de un metro y medio a dos metros entre los tripulantes, algo que se cree que es difícil de lograr ante lo reducido de los propios barcos, como ha apuntado, Inés Foncubierta que es representante de la Organización de Productores Pesqueros OPP6 en la lonja de Barbate.

Inés ha agradecido el interés puesto por varios colectivos de Barbate y Zahara de los Atunes que han confeccionado un buen número de mascarillas para que el sector pesquero pueda cumplir con las normas de salud establecidas.

Una situación que también se extiende al personal que manipula las capturas en las lonjas de Cádiz y Barbate, a las que acuden los barcos de cerco que operan en las aguas del Golfo de Cádiz.