El alcalde se muestra cauto ante la tasa de incidencia pero destaca la responsabilidad de sus vecinos durante todo este tiempo para evitar más contagios

Paterna de Rivera ha conseguido en los últimos días controlar dentro de lo que cabe el aumento de contagios entre sus vecinos. La localidad no ha llegado más allá de los poco más de 300 casos por 100.000 habitantes, lo que supone que sigan teniendo abierto el acceso y salida de la población. Tampoco sus negocios en general se han visto abocados a cerrar porque no han superado ni los 500, ni los 1.000 casos. Andrés Díaz, alcalde de Paterna de Rivera, se mostraba cauto a la hora de valorar cómo lo han conseguido.