El alcalde, Miguel Molina dice que su gobierno local seguirá trabajando para que esta instalación dote de seguridad y eficiencia en la depuración de aguas residuales

El gobierno de España deberá afrontar la multa interpuesta por el Tribunal de Justica Europeo por la incorrecta depuración de aguas en varios puntos del país. Uno de ellos es Barbate y su alcalde no termina de entender cómo todavía no tienen un suelo para ubicar la depuradora que están necesitando y sin embargo, son sancionados.

Miguel Molina en declaraciones a Ser La Janda ha sido contundente y ha cargado contra la Junta de Andalucía por no haber hechos los deberes y haber impedido que el ayuntamiento pudiera seguir dando pasos en la construcción de la nueva depuradora.