El juez le da de plazo hasta 2021 para regularizar su situación y evitar su entrada en prisión

Juan Jesús lleva tiempo mirando el calendario. Siendo testigo de una cuenta atrás que podía dejarle sin casa y teniendo que ingresar en prisión por haber construido una vivienda ilegal en Conil. Lo curioso del caso es que en esa misma situación están cientos de casas repartidas por este municipio sin que hayan recibido esta misiva. Para él y para su familia ha llegado en estos días un halo de esperanza al haber conseguido aplazar el derribo de su casa y su ingreso en prisión.