Los datos se han conocido tras solicitar una auditoría interna a la Intervención municipal

El nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Paterna, encabezado por el andalucista, Andrés Día, se ha encontrado con una deuda económica de casi cuatro millones de euros.

Según los aportados por una auditoría interna solicitada tras tomar posesión de su cargo como alcalde, el andalucista Andrés Díaz, asegura que el importe por devoluciones de ingresos, otros gastos y facturas pendientes de pagos ascienden a 1,2 millones de euros que sumados a las deudas de préstamos pendientes de amortizar de 2,7 millones elevan la deuda municipal a un total de 3.954.394,21 euros. El alcalde asegura que esta situación deja al Consistorio sin liquidez.

Igualmente ha apuntado que existe un informe de morosidad elaborado por la Tesorería Municipal correspondiente al segundo trimestre de 2019 en relación a las operaciones comerciales pendientes de pago, localizándose un total de 462 facturas por un importe total de 503.465,15 euros.  En cuanto a la contratación de personal y coincidiendo con la campaña electoral, se ha generado exceso de gasto sobre lo presupuestado que supera los 147.000 euros.

Este exceso de contratación de personal ha sido el causante, ha dicho el alcalde, de que a día de hoy el Ayuntamiento no pueda contratar a ninguna de las personas que integran la bolsa de 15 días.  A todo esto se suman las horas extras que han desbordado a las arcas municipales y que aún no se han abonado desde el pasado mes de enero.

Si esto fuese poco, según el informe de la Intervención hay que devolver medio millón de euros a la Junta por una subvención que no ha tenido su destino previsto. También se debe justificar una subvención solicitada a la Diputación que habría que devolver y que sirvió para la compra de un camión.

El nuevo gobierno se ha encontrado formateados la mayoría de los ordenadores de los concejales, he incluso han desaparecido dos discos duros con información municipal.

Una situación denunciada por el informático municipal, y que habría sido realizada por una persona externa al Ayuntamiento. El alcalde lamenta que el Ayuntamiento de Paterna esté pagando los terminales telefónicos a los concejales que aún no los han devuelto, mientras que el equipo de gobierno sigue haciendo uso de sus móviles privados para gestiones del Consistorio.