Solo quienes padecen sus consecuencias conocen de cerca lo difícil que es soportar sus consecuencias

La portavoz de Asociación de Fibromialgia de Barbate, Araceli Cornejo, ha aportado su visión de esta enfermedad que conmemora hoy su Día Mundial.

La fibromialgia, o la enfermedad invisible se reconoció en el año 1987. Sus consecuencias son muchas y variadas, al presentar sobre quien la padece cansancio, dolor corporal generalizado, estado de ánimo depresivo, dificultad para dormir, hormigueos y calambres musculares.

Unas dolencias que se prolongan durante años, y que pueden llevar a una persona a quedar postrada en la cama o en una silla de ruedas de por vida. La medicación no es igual para quienes la sufren, ya que va asociada a otras dolencias o patologías, según ha relatado Araceli Cornejo.