Culpa a las administraciones superiores de no incentivar la consolidación de nuevas unidades familiares

El alcalde de Conil, ha reconocido que no se está haciendo frente a la falta de viviendas en alquiler para la generación de nuevos proyectos familiares. Juan Bermúdez considera que hay viviendas en su municipio pero que no se sacan al mercado del alquiler durante todo el año, solo para alquiler vacacional durante determinados periodos de tiempo, sobre todo en verano.

En este sentido, el regidor conileño lamenta que las administraciones superiores cerrasen las puertas a ayudas económicas para la adquisición de nuevas viviendas. Algo que en su opinión ha provocado que las empresas públicas no pudiesen construir nuevas casas.

Precisamente, el alcalde de Conil ha firmado un crédito de 1,8 millones de euros para la construcción de 19 viviendas adosadas de protección oficial que se construirán por la empresa municipal ROSAM (Roche Sociedad Anónima Municipal).

El crédito se ha concedido para sufragar los costes de la construcción de esta nueva promoción en una parcela del plan parcial de Ordenación del sector SLV-3 Las Ánimas, próxima a la avenida de la Música, en Conil. Al importe final de 1,8 millones de euros se une una línea de avales de 530.000 euros.

Para el sorteo de estas viviendas, celebrado en diciembre pasado, se presentaron 313 solicitudes. Algunas de ellas se desestimaron por no cumplir los requisitos exigidos, quedando un total de 273 inscritos en dicho sorteo.

Se trata de viviendas de 80 metros cuadrados útiles repartidos en dos plantas, con 3 dormitorios, trastero y garaje.  El coste de la vivienda ronda los 130.000 euros impuestos incluidos.

Los 19 beneficiados pagarán en torno a 100.000 euros con una cuota de unos 450 euros al mes durante 25 años.  Los agraciados, en su mayoría, son gente joven, cumpliendo así con el objetivo de ROSAM de ayudar a personas a adquirir su primera vivienda.