Las medidas sanitarias han obligado a modificar algunos de los actos que la Hermandad había previsto

La pandemia ha marcado en gran medida la vida cotidiana y por supuesto, también los actos puntuales que a lo largo del año celebran las Hermandades. Un caso concreto, es la Hermandad de Nuestra Señora de la Oliva Coronada, que ha tenido que replantear sus actos litúrgicos para así cumplir con las medidas sanitarias. Juan María Morillo, Hermano Mayor, ha mostrado su satisfacción y la de su Junta de Gobierno por la excelente respuesta de los devotos de la imagen de Vejer.