Este enclave histórico será presentado en Londres como parte de una ruta de la costa barbateña

La Dirección General de Sostenibilidad de Costa y del Mar ha remitido a la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz un informe en el que alertaba de que no se pueden reconsiderar los límites interiores de la línea de costa para excluir la zona donde se asienta el faro y convertir la edificación en un alojamiento turístico, lo que considera que supone un uso incompatible con la Ley de Costas.

Esto supone que el proyecto de convertir la casa del farero en un hotel de lujo de tres habitaciones se desvanece a pesar de que la empresa Floatel, promotora de esta iniciativa empresarial, siga anunciando en su página este enclave y el proyecto que diseñaron.

Un asunto, sobre el que ya se ha pronunciado el alcalde de Barbate, Miguel Molina, quien apuesta por otro tipo de actividades culturales y turísticas en un espacio único.

Precisamente, el alcalde viaja a Londres el próximo 4 de noviembre para presentar un proyecto que pretende dar más valor a este enclave que forma parte de la historia de Europa, y que recibe miles de visitas de turistas llegados de todo el mundo.

El regidor barbateño apuesta por mejorar el acceso al tómbolo de Trafalgar tanto para estudiantes como para personas mayores que ahora tienen que acudir a pie hasta el faro desde la carretera que muchas veces está ocupada por la arena que mueven las corrientes de aire.