Ibis Eremita

En 2003 se inició un proceso de recuperación que ha conseguido estabilizar la población de esta ave en peligro de extinción

Un total de 23 parejas de Ibis eremita han nidificado este año en los dos núcleos  reproductores que ocupa la especie en la comarca gaditana de la Janda, uno en el tajo de La Barca de Vejer y otro en Conil de la Frontera, una cifra que confirma la estabilización de las poblaciones de esta especie amenazada. Según los censos que realiza la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, en el marco del Proyecto Eremita, se ha comprobado también que durante 2018 han logrado volar 27 pollos.