Nicolás Fernández ha manifestado la indignación de los pescadores de Conil con el Ministerio de Fomento ante la presencia permanente de una gran draga de extracción de áridos desde el Placer de Meca (zona de dunas móviles frente a la costa de Conil), para regenerar las playas al poniente del Cabo de Roche, mientras la bocana del Puerto de Conil acumula todos los áridos que trasladó el temporal “ENMA” a finales de febrero y primeros de marzo de este año, desde esas playas a la bocana de este Puerto Pesquero situado en el Cabo de Roche.

Fernández advierte que la acumulación de áridos en la bocana del puerto de Conil es un peligro permanente a pesar de la canalización de emergencia que acometió la Agencia Pública de Puertos de Andalucía y no descarta acciones de protesta por no tener en cuenta que se podían haber solucionado dos problemas (regeneración de playas y dragado de la bocana del puerto) incluso con menor coste para las arcas públicas, según indica. Enlace entrevista: