Federico Vilaplana, Presidente del Colegio de Veterinarios de Cádiz, ha explicado cómo las colonias de gatos se pueden llegar a convertir en un problema de salud pública y seguridad vial para los Ayuntamientos. Si no existe un control pueden llegar a reproducirse sin control contraer enfermedades, siendo además un peligro para la seguridad vial, porque pueden a llegar a provocar un accidente.

Hay personas que con su mejor voluntad les llevan alimento a los solares o casas abandonadas donde se encuentran, aunque cerca de colegios pueden suponer un serio problema de salud pública.

El Colegio de Veterinarios colabora en un plan especial con varios Ayuntamientos de la provincia, por el que esterilizan y desparasitan a estos animales para que puedan seguir viviendo en la calle y cumplir su función callejera eliminando roedores.

Enlace entrevista: