Comunicado de los hosteleros:

Más de mil empleos están afectados tras el cierre de los chiringuitos y quioscos-bares en la zona de El Palmar, en Vejer de la Frontera y la negativa de apertura. Entre los profesionales de los distintos negocios, los proveedores y demás trabajadores indirectos, se está viviendo un momento muy preocupante a pocos días de Semana Santa. De esos trabajadores, muchos son del propio municipio vejeriego, lo que puede agravar aún más la situación de desempleo que existe no solo en la zona, sino en toda la provincia de Cádiz.

En los últimos días se han reunido con multitud de personas, asociaciones vecinales, negocios colindantes, asociación de empresarios y asociaciones de comerciantes, así como visitantes que han querido mostrar el apoyo a los industriales. De tal modo, han decidido que en los próximo días comenzarán a plantear movilizaciones si no consiguen llegar a un acuerdo y se siga poniendo en jaque en el empleo en la zona.

Los empresarios ven en la actitud del alcalde, José Ortiz, más una cuestión personal, que la defensa de un argumentario válido, según lo manifestado en los medios de comunicación. Son muchos los años que llevan detrás de conseguir licencias para regular sus negocios, mientras se les niega, amparándose el Consistorio en unas normas subsidiarias que son una prórroga de la Ley de Costas del año 1988 y que, para colmo, están derogadas. Algo que ya han reclamado en algunos casos por vía judicial, consiguiendo sentencias favorables que ponen en antecedente a la Justicia en este sentido.

En unas declaraciones a la prensa, el concejal de Ordenación del Territorio, Daniel Sánchez, manifestó que el Consistorio planteó una rectificación a través de una modificación puntual de las citadas normas subsidiarias, causantes de todos los problemas. Se omitió en dicha declaración –creemos que de manera intencionada- el motivo de que dicho informe resultara desfavorable por el área de ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía. Se trata de la inclusión en dicho informe una petición de edificabilidad de la zona que incumplía con las normas del POT de la Janda, como se aclaró en la última reunión mantenida entre la Junta de Andalucía, Ayuntamiento de Vejer y AECCA.

Algo que el colectivo empresarial no llega a entender, pues si esta solicitud se hubiera hecho de manera correcta a día de hoy no habría ningún tipo de problema en el litoral vejeriego. Por todo ello, el colectivo insta al Consistorio la inmediata retirada de la citada normativa tan perjudicial tanto para el empleo como para el turismo de la zona.

El colectivo empresarial lamenta que se haya señalado en prensa a algunos establecimientos “con licencia de ludotecas que abren como discotecas”. Lo curioso es que el propio regidor critique a los que tienen autorizaciones “como ludotecas”, cuando es él mismo el que no quiere tramitar las licencias. Y ni que decir tiene que, durante todo este periodo, los establecimientos hemos realizado los abonos correspondientes en materia de impuestos, tasas, seguros y hemos pasado diversas inspecciones de Sanidad.

Asimismo, los empresarios solicitan una mayor presencia policial para poder controlar los posibles altercados acaecidos por los alrededores y que no tienen nada que ver con sus negocios. De lo que sí se vanaglorian es de los servicios y bondades que ofrecen a la ciudadanía en general con una gastronomía cuidada y una destacada apuesta por el ocio cultural. Todo ello viene a complementar las múltiples opciones que ofrece Vejer de la Frontera ya que los empresarios se sienten partícipes de la evolución turística que está viviendo el municipio.

En el caso de los chiringuitos de la arena, los propietarios muestran su indignación por la no concesión de la prórroga de cinco años que les correspondían, amparándose el Consistorio en razones que no se terminan de entender y que según los empresarios no se ajustan a la realidad. Al mismo tiempo, consideran surrealista las declaraciones en las que el Ayuntamiento afirma que no se da servicio de restauración, siendo a todas luces inciertas, a la vez que ofensivas. Los perjudicados lamentan que no se quiera reconocer el esfuerzo y el trabajo realizado durante cinco años para poder dar un servicio gastronómico de calidad, como ha quedado constatado en diferentes medios de comunicación.

Los empresarios, así como el resto de ciudadanos a los que les afecta directamente este conflicto, se hacen las siguientes cuestiones:

  • ¿Por qué se permiten licencias de ludotecas, escuelas de surf y otros negocios, pero se prohíbe la de negocios expendedores de comidas y bebidas?
  • ¿Por qué se amparan desde el Consistorio en una norma subsidiaria de una Ley de Costas del año 88 que ya ha sido derogada?
  • ¿Por qué Vejer es el único municipio del litoral español que regula una zona de servidumbre, que ya está regulada por la normativa estatal?
  • ¿Por qué aún no se han resuelto licencias de quioscos-bares con informes favorables?
  • ¿Por qué si no quieren chiringuitos en la arena de la playa quieren volverlos a sacar a concurso el próximo año?
  • ¿Por qué se culpa a los empresarios de la zona de la falta de las carencias en materia de seguridad de la administración?
  • ¿Por qué no se reconoce que el agua llegó a El Palmar gracias al servicio que solicitaron los chiringuitos en la playa?

Por todo ello, solicitamos un reunión urgente a tenor de los pocos días que quedan para comenzar la temporada. Entendemos que se trata de una cuestión de voluntad política por parte de las diferentes administraciones el entendimiento entre todas las partes afectadas.