Nicolás Fernández, secretario de la Cofradía de Pescadores de Conil, ha manifestado la preocupación del sector pesquero por la acumulación de áridos en la bocana del puerto debido al temporal y que está dejando inoperativo el recinto portuario por la dificultad y el peligro para la salida y entrada de barcos.

Las pérdidas diarias que se pueden generar son en torno a los 25.000€, lo que supondría un duro mazazo al sector.

Fernández, ha instado a las administraciones a tomar medidas urgentes y a buscar una solución definitiva a este problema de aterramiento de la bocana del puerto.

Enlace entrevista: