Las administraciones de lotería se movilizan por primera vez para demandar mayores comisiones ya que la actual situación pone en jaque muchos negocios

Diego Castillo es gerente de la administración de lotería de Barbate. Asegura que a pesar de lo que pueda pensar la gente, su negocio no le da grandes beneficios. Más bien todo lo contrario. Pero no le pasa solo a él. También al resto de autónomos que intentan sobrellevar este negocio, porque como él mismo indica, no son administraciones con grandes ventas como “La Bruja de Oro” o “Doña Manolita”.