El Estado de Alarma ha movilizado de manera solidaria a muchos particulares y colectivos para atender las necesidades más urgentes

Todo surgió desde el taller que Ana Rufino lleva a cabo en Conil de manera habitual en el que confeccionan todo tipo de prendas. La actual situación de confinamiento ha impedido continuar con estas clases, pero no con la reunión a distancia de todas sus integrantes. Eso ha hecho que hayan emprendido una acción solidaria elaborando mascarillas que reparten a empresas y colectivos.