Instan a las administraciones a la colocación de un radar fijo, pasos de peatones y badenes

La Comunidad de Vecinos del Cañillo han vuelto a reclamar medidas preventivas para evitar atropellos entre las personas que deben cruzar la carretera que une Barbate con Zahara de los Atunes para poder ir a la playa o volver a sus viviendas.

La portavoz de esta barriada barbateña, Teresa Mera lleva varios años reclamando un plan de seguridad vial, una situación que se complica cada verano con el aumento de vehículos.

Estas necesidades han sido trasladadas al Ayuntamiento de Barbate donde muestran buena disposición para solventarlas, aunque se encuentran con dos protecciones medioambientales que frenan cualquier actuación en la zona, una por la protección de Costas y otra por la servidumbre del Parque Natural de la Breña y Marismas del río Barbate.

Desde este colectivo vecinal se muestran favorables a mantener estas protecciones, aunque no quieren que se priorice la servidumbre natural a las personas que allí residen y tienen su actividad, tanto agrícola como ganadera.

Otras carencias pasan por habilitar unas paradas para que los alumnos puedan protegerse de las inclemencias del tiempo mientras esperan el transporte que les llevará a su centro educativo en autobús.