La sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario, y el sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que ocurrirá un hecho contrario a lo que se desea, nos puede generar miedo. Una situación que hoy abordamos con nuestra psicóloga de cabecera, Teresa Morales.

Enlace a la entrevista: