Rafael Vez cree que sus críticas a la gestión del obispo pueden tener que ver con esta decisión

El obispo de Cádiz, Rafael Zornoza ha entendido que el sacerdote, Rafael Vez, no está capacitado para seguir ejerciendo como párroco de la iglesia Santa Catalina de Conil después de estar al frente de ella durante los últimos 6 años de los 29 que lleva como sacerdote.

El obispo le nombra administrador parroquial, lo que supone que queda vacante la plaza de párroco y que queda relegado a un cargo administrativo, a la espera de que llegue otro sacerdote que tome esas responsabilidades.

Rafael Vez ha lamentado que nadie el Obispado se comunicase estos cambios en su carrera profesional como sacerdote, teniéndose que enterarse por un compañero de otra parroquia.

En su opinión, sus críticas a la gestión que dirige el obispo en la Diócesis de Cádiz pudieran estar detrás de esta destitución.