La Junta trabaja en una prórroga de la vacunación de la lengua azul para posibilitar el movimiento de ganado

Los ganaderos de la comarca de la Janda habían solicitado a la Junta de Andalucía que concediese una moratoria en el periodo de vacunación por lengua azul de sus cabañas para poder trasladarlas a otros cebaderos de la región y el país. Se trata de un requisito exigido para poder realizar movimientos de ganado, y cuyo periodo cumple el próximo mes de abril.

Una petición a la que ha respondido el delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Daniel Sánchez quien recuerda que estamos en un contexto muy complicado al estar la comarca de la Janda en un lugar de riesgo como primer receptor de cualquier contagio que pudiera llegar del continente africano, por lo que si se bajan los controles, asegura que se puede llegar a una situación de caos.

Para intentar buscar una solución se ha pedido un prórroga de dos meses de la vacunación del pasado año al Ministerio de Agricultura y Pesca y permitiría seguir con esta actividad y con el movimiento del ganado 60 días más.

Sobre las indicaciones de cómo actuar en los buques pesqueros para llevar a cabo una correcta gestión en la lucha contra el Covid-19, desde la Junta se prevé realizar una petición al Ministerio de Agricultura y Pesca para que los profesionales de la mar se puedan acoger a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).