No comparten la decisión del Ayuntamiento de desplazar este mercadillo al recinto ferial

Tras varias pancartas en las que se podía leer ‘Por un piojito digno y seguro’, ‘No somos el virus somos trabajadores’ y ‘No a la injusticia contra el mercadillo’, casi un centenar de vendedores del mercadillo ambulante de Conil se han movilizado por las calles de esta población para exponer su queja con el emplazamiento que se ha propuesto desde el Ayuntamiento, que ha cambiado la explanada de la Ronda Norte por el recinto ferial.

El portavoz de estos industriales, Fernando Villalba, se niega a ese cambio por razones de higiene y limpieza, al ser suelo de albero. Además consideran que es una ubicación apartada del casco urbano.

Desde el Ayuntamiento, el alcalde, Juan Bermúdez, mantiene que ese cambio se debe a razones de seguridad al aumentar el número de personas que se encuentran en la población y acuden cada viernes a ese mercadillo.

Las protestas continuarán al no haber un acercamiento entre ambas partes.