Se aplicará en las horas de mayor presencia de público en el casco antiguo de la población

El alcalde de Conil, Juan Bermúdez ha presidido la reunión en la que se ha presentado en público el Plan de Contingencia que pretende establecer las normas a seguir para evitar algún foco de contagio en la localidad.

El pasado fin de semana comenzaron los controles de acceso al casco histórico y la obligatoriedad del uso de la mascarilla en el mismo. Fueron miembros de la Policía Local y de Protección Civil, fueron los encargados de controlar los accesos al casco histórico en las horas de mayor acumulación de personas.

Según ha destacado el alcalde, el uso de la mascarilla es obligatorio, como se recoge en el Plan de Contingencia Especial Casco Histórico, elaborado por el Ayuntamiento de Conil con el objetivo de regular y paliar en lo posible los riesgos que con motivo de la pandemia de la Covid-19 puede generarse por la acumulación de personas durante la época estival.

Desde el Ayuntamiento apelan a la responsabilidad individual de cada persona y les recuerda que en aquellos espacios donde no se pueda garantizar la distancia mínima entre personas es obligatorio su uso. Juan Bermúdez apunta que no se puede tener un policía detrás de cada uno.