Se prevé una inversión de unos 3 millones de euros por parte de la Junta de Andalucía

Representantes del Ayuntamiento de Chiclana y de Conil han presentado el proyecto de la nueva planta de transferencia para residuos sólidos urbanos, que dará servicio a ambos municipios, liberando así a la estación de transferencia de Vejer, que se encuentra sobresaturada.

El proyecto en suelo municipal chiclanero de unos 3 millones de euros de inversión se prevé que lo ejecute la Junta de Andalucía, y se confía en que pueda iniciarse la construcción antes del año 2020.

Un proyecto por el que se muestran muy ilusionados desde el Ayuntamiento de Conil, ya que por un lado evitarán llevar sus basuras a la planta de transferencia de Vejer que en la época estival se encuentra saturada, así como llevar los envases de vidrio y plástico a la planta del Puerto de Santa María, lo que también supondrá un ahorro de costes, como ha apuntado el concejal y portavoz del equipo de gobierno municipal, Antonio Alba.