El alcalde, Manuel Flor, destaca esta medida que pretende aliviar las cargas impositivas a ciudadanos que heredan propiedades de sus padres.

El ayuntamiento de Vejer ha aprobado por unanimidad una nueva bonificación de la plusvalía para las transmisiones mortis-causa, es decir, en el momento de la herencia por fallecimiento del titular de la vivienda.

La bonificación se establece en el 95% de la cuota del impuesto. Se aplicará sobre la vivienda habitual, bonificando a los herederos directos, estén o no empadronados en la misma.