Las instalaciones cumplen con todas las exigencias de la Federación Internacional

Jinetes de unas 25 nacionalidades y alrededor de 300 caballos están llenando de vida las instalaciones del Circuito Hípico del Sol de Vejer, en la primera edición del Tour de Otoño que se prolongará hasta finales del mes de noviembre, según ha destacado su directora, Teresa Blázquez.

Un importante y novedoso evento que está permitiendo que la alta competición vuelva a las pistas situadas en la Dehesa de Montenmedio, en el término municipal de Vejer. Se trata de una competición que consolida a este complejo como uno de los mejores del mundo para la práctica hípica, sobre todo en esta época del año. Un marchamo que pretende consolidarse como una destacada cita para sus competidores.

El evento se divide en tres bloques de dos semanas de competición cada uno de ellos. Así habrá saltos hasta el 20 de septiembre en este primer turno, del 30 de septiembre al 11 de octubre en el segundo, y del 21 al 29 de noviembre en el tercero.

Estas instalaciones cumplen con todas las exigencias de la Federación Internacional, guardando las distancias entre los boxes, y todas las medidas de control sanitario de todas las personas que participan y trabajan a diario para que todo se desarrolle en las mejores condiciones.