Las playas de Barbate, Rota y Chiclana han sido los puntos en los que el proyecto “Mares Circulares” que promueve Coca Cola han llevado a cabo esta actuación medio ambiental

Colillas, latas, botellas, bolsas y redes forman parte del paisaje habitual de las costas. La mayoría de la basura que llega al mar se acumula, sin embargo, donde no la vemos: en los fondos y en el medio de los océanos. Según la Fundación Ellen MacArthur, en 2050 habrá más plásticos que pescado en los océanos del planeta.

Para que este futuro nunca se haga realidad, Coca-Cola ha puesto en marcha en España el proyecto Mares Circulares para recoger residuos en nuestras costas, playas, reservas y fondos marinos, como parte de su estrategia de sostenibilidad, Avanzamos. El objetivo final, fijado para 2025, es recoger el equivalente al 100% de las latas y botellas comercializadas, apostar por la innovación en envases sostenibles y reciclables y fomentar la cultura de la reutilización y el reciclaje.