Con el paso a la adolescencia muchos menores dejan de tener el mismo afecto y contacto con sus progenitores. Es importante mantener la relación de manera natural y cercana

Esta semana proponemos en el espacio de psicología recuperar el contacto que en algunas ocasiones se antoja complicado con los hijos adolescentes. La cantidad de sensaciones que experimentan estos jóvenes les desorienta en muchos casos en su vida sin que sepan cómo gestionarlo. A padres y madres les empieza a costar más conectar con ellos.