El gobierno local asegura que está haciendo todo lo que está en su mano en cuanto al patrimonio municipal y espera que el Obispado lo haga con el que está a su cargo

Santiago Gutiérrez, primer teniente de alcalde del ayuntamiento de Medina Sidonia lamentaba el robo de la campana de la ermita de los Santos Mártires la pasada semana. Un acto que ha condenado pero que espera que sirva para que el Obispado de Cádiz y Ceuta aumente la seguridad en este edificio religioso. Gutiérrez afirma que el importante patrimonio existente en la localidad y en el término municipal es abundante y necesita de una constante atención, mantenimiento y medidas de seguridad.