El cantante se da un baño de multitudes en el pueblo de su familia y revive su infancia y sus días de verano en una jornada emotiva

Con una calle abarrotada, Alejandro Sanz ante sus vecinos, familiares y amigos, vivió emocionado una jornada que nunca olvidará. El pleno del ayuntamiento de Alcalá de los Gazules decidió por unanimidad, que el artista con raíces en el pueblo tuviera su propia calle. Miles de fans no perdieron la oportunidad de vivir el momento y de fotografiarse con el cantante español más internacional.