Tras pasar varios meses en la UCI, este vejeriego vio afectada su movilidad y solo puede desplazarse en silla de ruedas

Una llamada a la solidaridad. Nono, un joven de Vejer lleva varios años en una silla de ruedas que le impide la movilidad en la mayoría de las calles de esta localidad. La orografía de Vejer se antoja insalvable en algunos casos para poder transitar por sus calles, por lo que Nono, necesita de una silla eléctrica. Hemos hablado con él.