El alcalde, Miguel Molina, pide sentido común de los ciudadanos para lograr que la localidad siga sin contagios

El alcalde de Barbate, Miguel Molina, tras consultar a la oposición y en consenso con el tejido empresarial de la localidad, ha informado que queda suspendida la Feria y Fiestas del Carmen en su edición prevista para el próximo mes de julio.

Miguel Molina, ha querido dejar claro que ha sido una “decisión difícil de tomar, pero cree que es una decisión responsable al igual que se ha hecho con la Semana Gastronómica, la Semana Santa y otros actos previstos para estas fechas.

El alcalde ha dado a conocer también una serie de medidas fiscales para ayudar al comercio local. Así, los autónomos y empresarios que hayan tenido que cerrar las puertas de sus comercios se verán bonificados en las tasas de la basura o de ocupación de espacios públicos.

En esta misma línea se ha apostado por ponerse al día con los proveedores municipales con los más de 600.000 euros del superávit del Ayuntamiento, lo que supone saldar cuentas con unas 80 empresas.

Otro montante que ha llegado de la Diputación, unos 77.000 euros, se destinará a la ayuda social que se canaliza desde los Servicios Sociales y desde los diferentes colectivos que actúan en el municipio como Cáritas, Hermandades o Amigos Solidarios, entre otros.

El alcalde Barbate ha dirigido un escrito al Subdelegado del Gobierno para conocer con claridad qué pautas se seguirán de cara a la salida de los niños a la calle. Miguel Molina ha pedido sentido común de los ciudadanos para lograr que la localidad siga sin contagios.