Antonio Morillo sintió miedo especialmente cuando un guardia civil se fijó en él y le llevó a los servicios del congreso temiendo lo peor

Antonio Morillo Crespo era alcalde de Vejer en 1981 y a la vez, diputado de UCD. Hace 40 años un 23 F estaba en el congreso asistiendo a la votación que tenía lugar en ese momento, cuando un grupo de guardias civiles entraron dando voces y disparando al techo. El resto de la historia ha sido contada mil veces. La suya, no. Morillo, cuenta los detalles sobre cómo vivió aquel momento y lo que supone cuatro décadas más tarde para la democracia española.