Apenas unos pocos familiares directos del fallecido pueden estar presentes en el funeral

El gerente del Cementerio Mancomunado de Chiclana, José Luis Ferrer ha avanzado las medidas impuestas por el estado de alarma y que han cambiado los procedimientos de los velatorios e inhumaciones.

Así, al objeto de contribuir con los protocolos de sanidad, y evitar contagios del coronavirus (covi-19), se han tenido que aplicar una serie de medidas en los servicios de velatorio y religiosos, que han quedado suspendidos hasta la finalización del estado de alarma.

En este sentido, los cementerios, permanecerán cerrados para visitas, y atención a oficinas, solo se abrirán para realizar los servicios de entierros y cremaciones, asimismo, se restringirá la comitiva para el entierro y la despedida de cremación, guardando las distancias de seguridad, así como las medidas de higiene y precaución aconsejadas.