martes, julio 23, 2024
spot_img
InicioNoticiasLa cámara de uno de los guardias civiles de Barbate refleja el...

La cámara de uno de los guardias civiles de Barbate refleja el «ataque directo y sin titubeos» con la narcolancha que mató a dos agentes

La Cadena SER ha tenido acceso al sumario que se sigue en un juzgado de esta localidad gaditana por la muerte de dos guardias civiles que fueron embestidos por una narcolancha

La cámara ‘GoPro’ que llevaba uno de los agentes de la zodiac que fue arrollada por una narcolancha el pasado mes de febrero se ha revelado como la prueba clave de cargo contra los investigados por delitos de asesinato, contrabando y organización criminal.

Según un informe de la Guardia Civil incluido en el sumario, «la grabación capta como tras recibir una primera embestida la narcolancha se aleja, regresando a gran velocidad pasando por encima de la embarcación oficial». En ese momento, «el audio recoge las voces de los guardias civiles tratando de socorrer a uno de ellos, que ya no responde, a otro que presenta una herida muy sangrante según sus propias palabras y como se percatan de la ausencia de otro Guardia Civil que debido al brutal ataque cayó al agua siendo rescatado minutos después sin vida». El otro fallecido llegó al muelle con vida, pero no consiguieron reanimarle.

Los hechos contaron con unos testigos privilegiados que estaban a bordo de un barco que fondeaba muy cerca de la zodiac y la narcolancha y que también entregaron sus grabaciones a la Guardia Civil.

Los vídeos que aportaron recogen la primera aproximación de riesgo de la barcaza a la zodiac de los agentes y en él se puede escuchar «Hostia, que le va a dar, no le ha dado de milagro. Le van a dar, le van a dar, los van a tirar». Otra grabación recoge los segundos antes de que la narcolancha arrollara a la embarcación oficial cuando uno de los agentes dispara al aire para tratar de disuadir a los narcos: «Quillo’, tirarse al suelo que son tiros, chavales. Como venga uno para ‘acá’. A la máquina, vámonos de aquí!».

La Fiscalía sostiene que estas pruebas conducen a afirmar que se trató de «un ataque directo y sin titubeo» de Kiko el Cabra y el resto de tripulantes de la narcolancha contra los agentes de la Guardia Civil. El Ministerio Público añade que fue «una maniobra buscada a propósito para causar graves daños físicos a los agentes de la autoridad. La intención clara era pasar por encima de ellos con la semirrígida que triplicaba la eslora y potencia de la embarcación oficial».

 

OTRAS NOTICIAS
- Advertisment -spot_img

MÁS VISTAS